Expo92.es: Web para una exposición universal

Han pasado

00años

00meses

00días

00:00:00 horas

Ticket Aparcamiento vehiculos Curiosidades

Noticias

Urbanismo no paralizará la licencia de demolición del Pabellón de la Santa Sede

ABC | Miercoles, 16 de Abril de 2008, 19:39:34

La Gerencia Municipal de Urbanismo considera que no hay motivos para interrumpir la tramitación de la licencia de derribo otorgada a la propietaria del Pabellón de la Santa Sede ya que por el momento la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía no se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Sevilla para advertirle de su intención de proteger el inmueble de la Expo 92.

Fuentes de la Gerencia señalaron que no pueden revocar o paralizar la licencia de derribo otorgada sólo porque el director general de Bienes Culturales de la Junta, Jesús Romero, muestre su disposición a indultar al emblemático edificio de la Exposición Universal. También ayer, la Confederación de Entidades para la Economía Social de Andalucía, Cepes, propietaria del inmueble se mostró sorprendida por el hecho de que la Consejería de Cultura esté dispuesta a proteger el pabellón, toda vez -indicó un portavoz- que la compra del edificio a la empresa Andalucía Aeroespacial fue autorizada por la Dirección General de Patrimonio de la Junta -dependiente de la Consejería de Economía- y tuvo el visto bueno de la gestora del parque tecnológico Cartuja 93. «En todo momento, la Consejería de Economía conocía los informes técnicos que sobre el proyecto le envíamos y en nuestras previsiones siempre entró el desmontaje del pabellón para su traslado posterior. Resulta ahora incoherente que Cultura salga con esto, cuando el proceso de compraventa ha durado más de un año», señalaron fuentes de CEPES, organismo que aún no tiene en su mano la notificación oficial del acuerdo de aprobación de derribo del pabellón por parte de la comisión de Urbanismo la pasada semana. El proceso de compraventa del pabellón de la Santa Sede en la Expo 92 tuvo su intríngulis. El edificio era de la empresa Andalucía Aeroespacial, que tenía un derecho de superficie sobre el suelo, propiedad de la Dirección General de Patrimonio. Cuando Andalucía Aeroespacial estaba en proceso de liquidación y había llegado a un acuerdo de pago con sus acreedores, surgió la venta del pabellón a CEPES. La Junta era el principal acreedor y el más interesado en que la venta se formalizara para resarcirse de las millonarias subvenciones que había otorgado a Andalucía Aeroespacial, un consorcio formado por más de 20 empresas del sector y el propio IFA.

Volver a noticias