Expo92.es: Web para una exposición universal

Han pasado

00años

00meses

00días

00:00:00 horas

Recuerdos

Noticias

Cartuja 93 propone la zona azul y la peatonalización de varias calles de la isla

ABC | Lunes, 05 de Mayo de 2008, 15:42:41

El parque científico y tecnológico Cartuja 93 lanza un SOS urgente a las diferentes administraciones públicas ante el colapso que se cierne sobre un recinto cuyo crecimiento desmesurado en los dos últimos años provoca ya un importante deterioro y, lo que es peor, con un futuro que se presenta preocupante por el aumento de la actividad prevista en los próximos cinco años.

La directora general del parque, Ángeles Gil, se ha reunido recientemente tanto con la Delegación de Urbanismo como con la de Movilidad para consensuar diversas propuestas y conocer los planes municipales ante este parque tecnológico -el mayor de España por volumen de negocio- y en el que ya se ubican 329 entidades, entre empresas, servicios públicos de I+D+I, centros de investigación científica, centros de tecnología, universidades, escuelas de negocio y centros de formación. Por su recinto pasan diariamente más de 25.000 personas, que han convertido el transporte y el aparcamiento en un problema de primer orden y motivo de preocupación para la dirección de Cartuja 93 ante la escasa respuesta pública. Ángeles Gil pide una mayor implicación del Ayuntamiento en este recinto, en el que reconoce que «nosotros no tenemos capacidad sancionadora, ni para poner una multa de tráfico ni para impedir que un constructor de alguna de las numerosas obras que hay corte una calle sin permiso alguno». De hecho, uno de los problemas actuales del parque es el deterioro que están sufriendo las calles por el paso de camiones y maquinaria pesada de la muchas construcciones en marcha, así como el corte de calles para poner grúas o cajones de obra. En cuanto a los planes de movilidad, la responsable de Cartuja 93 ha presentado al Ayuntamiento un revolucionario y polémico plan que apuesta por el transporte público y las restricciones al tráfico. En estos momentos, ya se han puesto en servicio 2.500 plazas de aparcamiento gratuito en la denominada banda oeste, aunque su uso apenas llega al 60 por ciento, algo que desde la dirección de Cartuja 93 achacan a la costumbre de querer llegar con el coche hasta la misma puerta del trabajo. No obstante, también reconocen que uno de los motivos de ese comportamiento se debe a la falta de un transporte eficaz dentro del recinto. En ese sentido, Gil ha mantenido conversaciones con Tussam y la Agencia de la Energía para la puesta en marcha de autobuses ecológicos (de etanol y biodiesel), aunque hasta la fecha siguen sin ponerse en marcha esas lanzaderas interiores. La directora considera que «es necesario crear conciencia de que esos aparcamientos están a un paso de todas las empresas de la isla». Además, recuerda que el nuevo PGOU prevé que en esos terrenos se construyan nuevos edificios, por lo que esos aparcamientos de la banda oeste son una solución transitoria, hasta que en apenas un año o dos comience la reurbanización de la zona para construir nuevas oficinas. En esos nuevos edificios se construirán 5.000 plazas de aparcamiento subterráneo, pero serán privadas. Ante ello, Cartuja 93 ha solicitado la creación de dos bolsas de aparcamientos disuasorios como medida definitiva. Uno se situaría en la bancada de la Expo, junto a Torretriana, mientras que el segundo se situaría junto al Estadio Olímpico. Propuesta de peatonalización de la Cartuja. R&RLa dirección del parque considera que la única fórmula para hacer sostenible el crecimiento del recinto es la creación de esos aparcamientos, la puesta en marcha definitiva de las lanzaderas interiores y la peatonalización de algunas calles interiores. En concreto, el parque baraja la posibilidad de que a las calles que atraviesan el parque a lo ancho -desde Américo Vespucio hasta la avenida de los Descubrimientos- sólo puedan acceder los vehículos acreditados y con plaza de garaje en las empresas. Para ello, sería necesaria la instalación de cámaras en cada calle que permitiría entrar a las matrículas reconocidas. Asimismo, Cartuja 93 también propone medidas para facilitar la llegada de visitantes al recinto. En ese sentido, las empresas instaladas en el parque tecnológico se han quejado en varias ocasiones de que los escasos aparcamientos existentes son ocupados por empleados y que los clientes y visitantes a las empresas no encuentran nunca forma de llegar a estacionar, por lo que se van del recinto sin poder hacer ninguna gestión. Frente a eso, la dirección del parque propone la creación de varios puntos de zona azul en los que los visitantes de las empresas puedan aparcar de forma rotatoria. Por otra parte, la responsable del parque científico y tecnológico ha solicitado a las empresas instaladas en el recinto que aprovechen y optimicen sus propios aparcamientos, «porque nos consta que muchos edificios cuentan con plazas en subterráneo que no están siendo ocupadas». La directora del parque tecnológico ha presentado también un proyecto de rehabilitación paisajística que prevé el aprovechamiento de las pérgolas de la Expo que siguen almacenadas junto al río y su instalación en las calles que serán peatonalizadas. «El parque tecnológico tiene que ser un lugar agradable y modelo de calidad, por lo que hay que tomar medias drásticas para cambiar el actual caos de tráfico por un parque verde y sostenible», insiste Gil.

JOSÉ LUIS LOSA

Volver a noticias