Expo92.es: Web para una exposición universal

Han pasado

00años

00meses

00días

00:00:00 horas

Esculturas de la Expo

Noticias

Urbanismo escoge la bancada de la Expo como 'botellódromo'

Diario de Sevilla | Jueves, 01 de Enero de 1970, 00:00:00

Si hace un par de años el Ayuntamiento barajaba varios lugares de la capital para acoger la movida –recintos acotados para el ocio nocturno y el consumo de alcohol en la vía pública que fueron nombrados como botellódromos–, ahora, cuando se retoma esta iniciativa que fue rechazada inicialmente, sólo hay un sitio "viable" para llevar el proyecto a la práctica. Se trata de la bancada de la Expo, la franja de suelo delimitada por el brazo vivo del río y la Cartuja, un terreno propiedad de la Junta de Andalucía que ha sido sistemáticamente reclamado por el Consistorio en una negociación que fue abandonada dada la resistencia del Ejecutivo autonómico de Chaves.

Así se pronunció ayer el delegado municipal de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), justo dos días antes de la nueva convocatoria anónima de macrobotellona que se celebrará mañana al sur de la Cartuja. Carrillo se refirió a la bancada de la Expo como "la única zona idónea en la capital para acoger esos usos desde un punto de vista urbanístico" al ser el "único espacio libre", no tener cerca bolsas residenciales y estar bien comunicado con el casco urbano. El capitular, no obstante, reconoció que la selección de un espacio para habilitar y acondicionar un recinto de ocio nocturno no sólo estará basado en la disponibilidad de espacio, sino que entrarán en liza otras consideraciones desde el punto de vista medio ambiental y sociales. En este sentido, dijo que Urbanismo no es la única responsable en la materia, por lo que agregó que otras delegaciones municipales tienen alegaciones que hacer, como Medio Ambiente y Juventud. En cualquier caso, Carrillo afirmó que lo primero que tendría que hacer el Consistorio en caso de apostar definitivamente por la bancada de la Expo era "retomar las conversaciones con la Junta de Andalucía" para que el Ayuntamiento recepcionara o hiciera uso de esos suelos "como se ha intentado hacer históricamente". Entre los pros de esta zona figuran las mayores "garantías de seguridad" para los jóvenes que se concentren en la ribera del río y su conexión con el trazado de carreteras que circundan la capital, cuestiones que no se dan en otras zonas barajadas anteriormente. Esta preferencia por la bancada deja fuera del proceso de búsqueda y selección los suelos del Charco de la Pava, que fueron sondeados originariamente junto con los cuarteles de la zona Sur y el Muelle de Nueva York para acoger estos usos. En el caso del Charco de la Pava, el responsable de Urbanismo dijo que no es alternativa a corto plazo porque "a final de 2006 estará ya en obras" para reurbanizarlo como recinto ferial y zona de ocio ante el traslado de la Feria de Abril previsto en los próximos años. La bancada de la Expo, según Carrillo, tiene la "vocación" de ser un "espacio libre y público al ser una zona inundable", como recoge el nuevo PGOU, condicionante que casa con la idea de usarlo como botellódromo, un proyecto que no entra en contradicción con la extensión del tendido ferroviario desde el antigua apeadero del Ave de la Cartuja hasta el Charco de la Pava, donde hay proyectada una estación de tren de cercanías. Como ya sucedió durante la Expo 92, la línea de Cercanías se extenderá desde la estación de Santa Justa hasta Torretriana, planeamiento en el que el Ayuntamiento "sigue trabajando con los servicios competentes de Renfe y en ello estamos", aseveró Carrillo. Este tendido ferroviario "no supondría ningún problema de seguridad" para ese hipotético uso de la bancada para la movida juvenil, pues en todo caso, e independientemente de la decisión, "está previsto su correspondiente vallado y la construcción de pasos en altura para el tránsito de personas". Respecto a la extensión de la línea de Cercanías al Charco de la Pava, Carrillo explicó que el "empeño" del gobierno local es "que se tenga en cuenta no la foto actual, sino la de su futuro inmediato" y que se atienda la necesidad que habrá por el gran aumento del movimiento de personas que habrá en esa zona de la Isla de la Cartuja, donde se levantará el complejo de Puerto Triana, además de otros edificios de usos terciarios. Así, indicó que en un futuro próximo se ampliará el número de trabajadores por el traslado de Urbanismo, Emvisesa y posiblemente de Medio Ambiente a la zona de Puerto Triana, la construcción de edificios terciarios en el actual espacio de las caracolas o los de servicios municipales y de la Junta previstos en los 100.000 metros cuadrados de la parcela de las Banderas.

Claudio J. Castillo

Volver a noticias