Expo92.es: Web para una exposición universal

Han pasado

00años

00meses

00días

00:00:00 horas

Interior Cine Pabellón de Expaña Pabellones y Edificios

Noticias

El Ayuntamiento prohibirá aparcar en La Cartuja sin un permiso expreso

ABC | Lunes, 05 de Julio de 2010, 22:49:03

El distrito 12, que aún no se ha creado, mantendrá finalmente las vallas actuales. Se habilitarán tres autobuses eléctricos para desplazarse por dentro de la isla

Actualmente, los accesos al parque tecnológico se colapsan a las horas punta Se anunció como una medida beneficiosa para el llamado parque tecnológico que se aplicaría de manera inmediata. Pero han pasado dos meses y todo sigue igual. El distrito número doce, presentado por Monteseirín como una iniciativa para integrar la isla de La Cartuja en la gestión de la ciudad, aún no se ha creado. Pero el Ayuntamiento sigue estudiando fórmulas para solucionar sus problemas de tráfico. En un principio dijo que iba a eliminar las vallas de protección que rodean todo el recinto. Ahora no lo ve tan claro. El concejal socialista Juan Antonio Martínez Troncoso, designado por el alcalde para dirigir este nuevo distrito número doce cuando esté creado, reconoce a este periódico que se han encontrado con diversos impedimentos a la hora de aplicar esta medida. «Eliminaremos las vallas en algunos lugares, pero en la mayoría de los sitios las vamos a tener que mantener porque así evitaremos que se hagan botellonas junto a las empresas, por ejemplo», explica Troncoso.

Sí se eliminarán, no obstante, los controles de acceso al recinto con barrera. Sin embargo, la idea es que en unos meses no haya circulación libre de vehículos por la isla. La intención del Ayuntamiento, según confirma a ABC el propio Troncoso, es prohibir el acceso en coche a La Cartuja. «Estamos viendo la posibilidad de que sólo entren en el recinto los coches que acrediten tener una plaza de aparcamiento dentro», aclara. De esta forma se evitarían los actuales atascos. Pero, ¿eso cómo se controla? «Una opción es contratar un servicio de grúa para retirar los vehículos estacionados en la calle, algo que se rentabilizaría en unas semanas», avanza el concejal socialista. Es decir, se podrá circular pero no aparcar, con lo que se «invitará» a estacionar en una «bolsa de aparcamiento» que se construiría junto al apeadero del cercanías que actualmente está en proyecto en la antigua estación de tren de la Expo, situada en la avenida Carlos III. Y una vez se ha estacionado allí, comenzará a verse la punta a la apuesta municipal por el coche eléctrico, por la que tanta tinta se ha derramado pero poca acción se ha visto hasta ahora. Lo que se pretende es que desde esa bolsa de aparcamiento se acceda al resto del recinto a través de varios autobuses de energía eléctrica que harán circuitos por la isla para conectar todos sus puntos. «Por ahora sólo es un proyecto, pero es una idea que nos gusta mucho y que estamos barajando», confirma Troncoso. Y es que «una vez que estén hechos los siete puntos de recarga que están previstos para La Cartuja para primavera de 2011, ya se podrá poner en marcha esta iniciativa». Pero, con este Gobierno municipal, los plazos anunciados siempre hay que ponerlos en solfa. De hecho, el anuncio del alcalde de convertir la isla en el distrito número doce de la ciudad se produjo a finales de abril y dos meses después aún no se ha concretado nada. Ni siquiera ha tomado posesión efectiva como máximo responsable Martínez Troncoso, que asegura que la tramitación es lenta y que aún no es posible acometer ninguna de sus propuestas hasta que no se logre dar vía libre a esta medida. Por tanto, todo seguirá igual hasta después del verano. La Cartuja seguirá perteneciendo administrativamente al distrito número once, el de Triana, hasta septiembre, fecha en la que se prevé que por fin se escinda y se convierta en «un barrio más», como dijo el alcalde. Eso sí, será un barrio acotado. Porque aunque Monteseirín aseguró que el principal objetivo de este cambio consistía en eliminar las barreras físicas que hoy separan la isla del resto de la ciudad para integrar esta zona a Sevilla con naturalidad, ahora resulta que las vallas que aíslan al parque tecnológico a partir de las diez de la noche no van a ser eliminadas salvo en algunos casos concretos. La medida estrella, por tanto, no se llevará a cabo. Y todo ello por la negativa de Cartuja 93 a que esto ocurra, ya que la mayoría de las empresas instaladas en este espacio prefieren preservar este elemento como medida de seguridad, pues durante la noche no hay actividad en ellas y el flujo de personas desaparece por completo. El acceso al interior durante el día dejará de estar controlado por las cabinas actuales, pero todo lo demás seguirá igual. Y además no podrán aparcar, como ya se ha dicho, los vehículos que no tengan acreditada una plaza dentro del recinto. Martínez Troncoso afirma que aún no tiene demasiado perfilada esta cuestión, pero insiste en que la colocación del servicio de grúa para retirar los demás coches se rentabilizaría con total rapidez e incluso amortizaría la puesta en marcha de «tres o cuatro autobuses eléctricos, de energía limpia, que circularán por la isla». Esto se enmarcará, de hecho, en las iniciativas que recoge el convenio firmado por el Ayuntamiento la semana pasada con Cartuja 93, Renault y Nissan para la puesta en marcha de actividades de concienciación para el uso del coche eléctrico en esta zona de la ciudad, donde se pretende que en primavera de 2011 todo el proyecto mencionado esté culminado. Sin embargo, este nuevo plan de tráfico choca con otra de las apuestas del alcalde para la isla, la construcción de viviendas destinadas a investigadores y universitarios, ya que la circulación que se quiere imponer en La Cartuja no está diseñada para una zona residencial, sino de trabajo. Sea como fuere, el nuevo delegado del Distrito Cartuja, Martínez Troncoso, que también es el responsable del área de Innovación del Ayuntamiento, ha empezado a dar ya los primeros pasos para poner la propuesta sobre la mesa de la primera Junta de Distrito, prevista para septiembre, en la que no tienen opinión los principales afectados, los usuarios. Los plazos para el distrito «eléctrico» Creación de la Junta Prevista para septiembre El alcalde lo anunció a finales de abril, pero el distrito número doce sigue sin tener autonomía administrativa. Hasta después del verano no habrá Junta. Retirada de los controles No habrá barreras Una de las primeras acciones que se van a realizar es la eliminación de las actuales barreras de acceso y de las cabinas de control adjuntas. Se mantienen las vallas Medidas de seguridad Aunque en principio se anunció que se eliminarían para integrar La Cartuja como barrio al resto de la ciudad, finalmente se ha descartado salvo en algunos sitios Bolsa de aparcamiento En la zona del Cercanías El antiguo apeadero de Renfe de la Expo, a donde se prevé que llegue un Cercanías, será el lugar donde habrá que aparcar una vez que se prohíba dentro. Acreditación de garaje Se reduce el acceso Para aparcar en el interior de La Cartuja habrá que tener permiso del Ayuntamiento, que sólo lo dará a quienes acrediten que tienen una plaza de aparcamiento. Autobuses eléctricos Tres unidades para todo el recinto En primavera de 2011 está previsto que se hayan ejecutado siete puntos de recarga en la isla para que comience a funcionar el transporte ecológico.

ALBERTO GARCÍA REYES

Volver a noticias